Charlie Gard

A Federação Europeia One of Us sublinha, em comunicado, que nenhum Estado tem o direito de decidir acabar com uma vida humana.

 

 

La Federación One of Us recuerda que ningún Estado tiene derecho a terminar con la vida de una persona

• Ante la decisión de los jueces británicos y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de negar la posibilidad de que el bebé británico Charlie Gard pudiera recibir un tratamiento experimental en EEUU, la Federación Europea One of Us, que preside Jaime Mayor Oreja, considera que“Charlie y sus padres han sido privados de su libertad”.

• Desde One of Us recordamos que: “Ningún Estado tiene derecho a terminar con la vida de una persona, ni a excluir lavoluntad de unos padres de luchar por la vida de su hijo”. 

• El caso de Charlie Gard  sienta un peligroso precedente en la defensa de la vida y la libertad de las personas con alguna enfermedad. Esta Federación declara que: “No podemos eliminar a las personas enfermas ni anular su voluntad de luchar por su vida sin darles ninguna esperanza”.


Madrid, 6 de julio 2017.-  El pasado  viernes, 30 de junio, era el último día de vida del bebé británico de diez meses Charlie Gard, ya que los médicos del hospital de Londres en el que estaba ingresado decidieron desconectarle de su soporte vital, avalados por los jueces británicos y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El pequeño sufría el Síndrome de Agotamiento Mitocondrial. Ante esta trágica decisión, la Federación Europea One of Us, que preside Jaime Mayor Oreja, ha señalado que “Charlie y sus padres han sido privados de su libertad” y destaca que “ningún Estado tiene derecho a terminar con la vida de una persona, ni a excluir la voluntad de unos padres de luchar por la vida de su hijo”.

Los jueces británicos y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos negaron la posibilidad de que Charlie pudiera recibir un tratamiento experimental en EE UU como solicitaban sus padres, que hicieron todo lo posible para mantener a su hijo con vida.

Jueces y  médicos manifestaron que el tratamiento no tendría éxito y que por “el interés del menor” debía tener una “muerte digna’’.

Desde el hospital comunicaron a los padres del menor que “no había prisa” en desconectar a Charlie, pero al finan esto no fue cierto. Se negó la última voluntad de los padres de Charlie y, sobre todo, la patria potestad quedó completamente anulada por el Estado y sus órganos.

El impacto del vídeo difundido por los padres de Charlie Gard, en el que denunciaban las prisas del Great Ormond Street Hospital por acabar con la vida de su hijo sin tan siquiera dejárselo llevar a casa para morir, consiguió que se concediera una prórroga, según el diario británico Daily Mail,  “de unos pocos días más”.

A raíz de este video también arrancó la iniciativa de oración a nivel mundial, y de presión ante las autoridades británicas y europeas, que se ha agrupado bajo el hashtag #JeSuisCharlieGard,  a la que se unió la Federación One of Us.

Desde la Federación One of Us se destaca que “esos días de prórroga fueron la prueba palpable de que la situación en que se encontraba Charlie no era un ‘ensañamiento terapéutico’, como decían los médicos, sino de sostén vital, ya que el bebé estaba vivo y solo moriría si se desconectaba del ventilador artificial”.

Los medios británicos atribuyeron el éxito de conseguir unos días más de vida para Charlie a la intervención del Papa Francisco, al decir que ‘nunca hay derecho a cavar deliberadamente con una vida humana”.

La Federación One of Us denuncia que el caso de Charlie sienta un peligroso precedente en la defensa de la vida y la libertad de las personas con alguna enfermedad. En este sentido One of Us precisa: “No podemos eliminar a las personas enfermas ni anular su voluntad de luchar por su vida sin darles ninguna esperanza”. 

 

 

Federación Europea 'One of Us'

Contacto Prensa 
Cristina Arredondo
Teléfono: 918 33 32 18 
619 823 100 
www.oneofus.eu/es 

Twitter: @oneofuseu

Facebook: /oneofuseurope